Mudanzas: Cómo Embalar Bien La Ropa Y Ganar Tiempo

, ,
Embalar ropa en una mudanza - Armario

¿Cómo embalar ropa en una mudanza con buenos resultados?

Durante el proceso de una mudanza, son infinitas las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de empaquetar nuestros objetos en las distintas cajas, sin dejar pasar por alto los aspectos más básicos para agilizar y ganar tiempo. Embalar ropa en una mudanza es uno de los aspectos más delicados.

¿Qué es eso que reina y abunda más en todos los hogares? Correcto, la ropa. Parece fácil y rápido y hasta que no tratas con ello no te das cuenta de la complejidad que supone tener una buena organización ante tanta pieza de ropa.

Gil Stauffer te ofrece una serie de pautas de cómo almacenar la ropa en las cajas a modo de recomendación para que tu mudanza resulte más sencilla y cómoda.

1. Agrupar la ropa por temporadas. Marcar las cajas por la ropa de las distintas estaciones te facilitará el antes y el después de la mudanza.

2. Nombrar las cajas etiquetándolas bajo el nombre del sitio de dónde pertenecían esas prendas de ropa. Por ejemplo: armario despacho, vestidor, etc.

3. ¿Porqué no matar dos pájaros de un tiro? En la mudanza, ordenamos la ropa para transportarla y, a la vez, todo aquello que tras años sacamos del fondo del armario y nos damos cuenta que no lo usaremos más, puede ser un buen momento para donarla.

Embalar ropa en una mudanza - Armario

4. Trata de mantener la ropa limpia a la hora de empaquetarla en las distintas cajas. No pienses en lavar la ropa sucia en tu nuevo hogar, pues durante el proceso de la mudanza podría estropearse.

5. Tómate una mudanza como si de un viaje se tratase. Ayúdate de las maletas para hacer el juego de separación de la ropa y organizarte aún mejor. Cuando estés instalado, todo te resultará más llevadero.

Ya no tienes excusa para ganarle tiempo a su mudanza. Y, por supuesto, no dudes en ponerse en contacto con el equipo de Gil Stauffer para hacer de su cambio una de las mejores experiencias vividas.


Estos consejos son ofrecidos por GIL STAUFFER
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *