Hogar: Iluminación Led, La Mejor Solución Para Bajar La Factura De La Luz

, ,
Iluminación LED

Iluminación LED ¿Qué aporta a nuestro hogar?

Cada vez son más las personas que se deciden a cambiar sus bombillas tradicionales por las de LED debido a las numerosas ventajas que pueden aportar. Y como en Gil Stauffer siempre queremos aconsejarte y proponerte las mejores alternativas para llegar a fin de mes de una manera más desahogada, te explicamos por qué la iluminación LED es una de las opciones para reducir la temida factura de la luz.

Según una encuesta de Evaluación Global de Electricidad, España se situaba en 2020 en el puesto número 12 en relación al precio que cuesta mantener los hogares calientes e iluminados de un total de 18 países. Para ser un país cálido y con muchas horas de sol al día esta posición no refleja, precisamente, un precio justo para los consumidores.

Además, todos somos conocedores, gracias a los medios de comunicación, de las exigentes subidas que vienen produciéndose en nuestras facturas. Ya en agosto de 2015, FACUA nos advertía de que el precio de la luz en ese momento había subido un 76% respecto a 2005. Las subidas vienen sido alarmantes y en el mes de Abril de este año, La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) confirmaba el fuerte incremento de la factura de la electricidad en los hogares españoles. Sólo en  ese mes respecto al mes de marzo se confirmaba que la factura de un usuario medio sería de 70,55 € frente a los 62,25 € del mes de marzo, una subida del 13% que se suma a la que ya se produjo en el mes de marzo.  Estos indicativos no auguraban un buen futuro y efectivamente las subidas han sido progresivas llegando a máximos históricos y elevándose la factura de octubre a 100,7 €, de manera que esa factura, en lo que llevamos de año, ha sufrido un incremento de un 33% sobre 2020.

Pero, ¿cómo podemos encarar un gasto tan alto y a la vez tan necesario?

Lógicamente, los consumidores estamos muy preocupados con estas permanentes subidas y tratamos de adaptarnos  a las franjas horarias en las que, al parecer, el consumo es más barato y, con muchos quebraderos de cabeza, tratamos de discernir lo que nos factura nuestra compañía para poder comparar con otras que nos propongan una mejor oferta.

En cualquier caso, parece que estas sucesivas subidas del precio de la electricidad no auguran tener un fin cercano y, ante este panorama, hay que intentar protegerse personalmente y poner algunos medios por nuestra parte para ahorrar en nuestro hogar. Uno de estos medios es optar por la iluminación con bombillas LED, ya que las bombillas tradicionales son ineficientes en este sentido, pues utilizan un 85% de energía en producir calor en lugar de luz.

 ¿Estoy usando aún bombillas tradicionales?

Cuando hablamos de bombillas tradicionales nos referimos a aquellas inventadas por Thomas Edison, hace ya más de cien años. La Comisión Europea, velando por la reducción del consumo de energía, propuso en 2012 eliminar la fabricación de este tipo de bombillas con el objetivo de sustituirlas por opciones más eficientes y sostenibles. Aun así, puede que sigamos encontrando las últimas unidades en diferentes puntos de venta. Sin embargo, hay que tener cuenta que, a pesar de su reducido coste, estas bombillas producen un alto e innecesario gasto en tu factura de la luz.

¿Qué opciones tengo?

Desde que la Unión Europea movió ficha, numerosas marcas han hecho hincapié en lanzar bombillas incandescentes mejoradas y bombillas de bajo consumo. Sin embargo, no recomendamos ninguna de las dos opciones ya que, en el caso de las primeras, sólo reducen un 20%; y en cuanto a las de bajo consumo tienes que esperar minutos hasta conseguir una buena calidad de luz en tu estancia.  Pero aún hay una alternativa eficiente y que aporta una luz de calidad: El sistema LED (Light Emitting Diode).

Las bombillas de LED son todo beneficios

Aunque a priori una bombilla de LED cueste el doble, no olvides enfocar este aspecto como una inversión, ya que en sólo tres meses te estará reportando ya no sólo su propio gasto, sino que además te ahorrará hasta un 85% de energía y, por ende, un ahorro monetario importante.

Te ponemos un ejemplo, si en tu casa dispones de 26 dispositivos que estén funcionando con LED, al cabo de un año ahorraras aproximadamente 1.100€. Interesante ¿verdad? Ahora multiplícalo por 10 años: ¡ahorrarías hasta 11.000€! Es simplemente, un plan perfecto.

Entre otros beneficios, no menos importantes, encontrarás que el LED tiene las siguientes ventajas:

  • Conlleva un coste cero en reemplazos de tus bombillas de por vida: La vida del producto asciende hasta 50,000 horas de uso.
  • Mejoras en los niveles de iluminación en tus estancias y con muchas alternativas con las que jugar (luz fría, cálida, multicolor, regulable, etc.)
  • Productos resistentes al impacto, la vibración y a malas condiciones ambientales.
  • Proteges el medio ambiente: Están libres de mercurio, radiaciones UV y efecto de Strobscopic.

Y ahora, sabiendo todo esto, ¿de verdad no te vas a pasar al LED? ¡Aprovecha tu mudanza para realizar este cambio en tu hogar!


Son consejos ofrecidos por GIL STAUFFER
5/5 - (2 votos)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *