Mudanzas: Los 10 errores más comunes a la hora de embalar una casa

, , ,
Embalar una casa

Los 10 errores más comunes a la hora de embalar una casa

Embalar una casa puede parecerte una tarea sencilla, pero lo cierto es que para evitar que se rompan cosas y que todo resulte más fácil y sencillo existen una serie de pautas que recomiendan los profesionales. La mayoría de las personas cometen los mismos errores:

1)  Usar cajas débiles que no han sido confeccionadas para una mudanza.  Las cajas que conseguimos por ahí, por ejemplo en supermercados,  suelen ser muy poco resistentes y es posible que se deterioren al cargarse con más peso del que pueden soportar. Es importante utilizar cajas lo más resistentes posible y del mismo tamaño para poder apilarlas fácilmente.

 2)   No llenar las cajas del todo: Dejar cajas a medias hará que los objetos se muevan y puedan romperse. Las cajas hay que llenarlas del todo, encajando los objetos de tal manera que impidan su movimiento y rellenando los huecos con papel, tela u otros elementos que amortigüen posibles movimientos.

3)   Intentar llenar una caja grande con carga pesada: Siempre es mejor distribuir la carga en cajas pequeñas que intentar llenar una caja grande con todos los libros, por ejemplo.

 4)   Usar bolsas de basura para los objeto frágiles: Las bolsas de basura sólo son aptas para transportar ropa u objetos blandos, nunca para la cristalería u otros objetos frágiles.

 5)   Doblar las alfombras: Esto hace que se les quede una marca difícil de borrar a posteriori. Las alfombras han de enrollarse para que no sufran deterioro.

6)   Precintar los cajones de los muebles. Lo aconsejable es utilizar papel de burbuja para embalarlos en lugar de colocar la cinta de embalaje sobre su superficie ya que puedes dañarlos con el pegamento del precinto.

 7)   No sacar los objetos de los cajones. Aunque a primera vista parezca lo más inteligente para ahorrar espacio, los objetos pueden moverse durante el transporte y abrirse en el caso de líquidos o cremas e incluso romperse en el caso de objetos frágiles. Se recomienda sacar todos los objetos y embalarlos de forma minuciosa.

8)   Utilizar papel de periódico. Un buen intento de reciclar papel, pero la tinta que desprende el papel de periódico manchará toda tu vajilla. Utiliza mejor papel reciclado o papel de seda.

 9)   Embalar los libros en  sentido vertical. Siempre han de embalarse al contrario, en horizontal, para evitar que se deformen y estropeen.

 10)  Embalar los platos planos: Al contrario que los libros, la vajilla ha de embalarse en vertical con un relleno en la parte inferior para evitar que se rompa.

En cualquier caso, si no quieres tener quebraderos y acabar agotado, lo mejor es contratar una empresa que realice un trabajo profesional y de calidad.


Son consejos ofrecidos por GIL STAUFFER, tu empresa de mudanzas desde 1905
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.