Hogar: Cómo Mantener La Casa Caliente Sin Arruinarte

, ,
para mantener la casa caliente sin que las facturas suban

¿Qué se puede hacer para mantener la casa caliente sin que las facturas suban demasiado?

Con la llegada de las bajas temperaturas y las constantes subidas de los precios del gas y de la luz, mantener una temperatura de confort en el hogar sin llevarse sustos a final de mes, es toda una odisea. Por eso, hemos confeccionado unos consejos que te ayudarán a sacar el máximo rendimiento a tu calefacción:

Recomendaciones para mantener la casa caliente

Sigue estos 10 tips y disfruta de tu hogar:

1. Termostato:

Contar con un termostato instalado en casa es fundamental para poder regular correctamente la temperatura. De esta manera, podrás programar la calefacción de acuerdo a tus necesidades. Mejor aún si cuentas con un termostato en cada habitación pues, así, podrás controlar la temperatura de los espacios que menos se utilizan e, incluso, cerrar los radiadores de ciertas habitaciones.

Lo ideal es mantener una temperatura de 21 °C y que, por la noche y en los periodos en los que no estás en casa, la calefacción permanezca apagada o a una temperatura máxima de entre 15 y 17 °C. Sin embargo, es conveniente programar tu caldera para se encienda a una hora determinada y encuentres el confort necesario con tu hogar suficientemente caldeado cuando sea necesario. Si vas a salir, prográmala para que salte, por ejemplo, una hora antes de tu llegada.

2. Purga de radiadores:

De un invierno a otro, los radiadores suelen coger aire y es necesario, por tanto, purgarlos al menos una vez al año, para que su potencia y rendimiento sean óptimos.

3. Caldera:

Invierte en una caldera de condensación y sustitúyela por la vieja. Es una gran inversión, pues una caldera no es un capricho barato. Pero, sin duda, las calderas de condensación logran una mayor eficiencia energética y pueden suponer un ahorro de 200 euros o más, al año, en las facturas de consumo y un ahorro de energía en torno al 20 %.

4. Cortinas:

Las ventanas y las puertas de cristal son la mejor escapatoria del aire caliente, así que, en términos de ahorro, lo mejor que podemos hacer es taparlas con cortinas y, cuánto más gruesas sean, mejor.

5. Muebles:

No pongas muebles delante de los radiadores: Esto hace que el calor se bloquee y no llegue del todo a la habitación. No obstante, si tu vivienda cuenta con techos altos, sí es conveniente poner muebles encima, como por ejemplo, una repisa que evite la rápida elevación del aire.

6. Paredes:

Infórmate bien en tiendas de bricolaje de los actuales sistemas que existen para forrar paredes, pues los materiales como el corcho, la madera o ciertos revestimientos de tela pueden ayudar sirviendo como aislante del frío.

7. Paneles reflectantes:

Para frenar la pérdida de calor de los radiadores, puedes colocar un panel reflectante por su parte trasera. Así, evitarás que el calor se filtre por la pared, reflejándose con mayor fuerza en las superficies a aclimatar. Con esta medida puedes ahorrar hasta un 20 % de energía.

8. Chimeneas:

Si tu casa es grande y cuentas con el lujo de disfrutar de una chimenea o insert de leña, date el capricho y prende, de vez en cuando, esta fuente de energía natural y sostenible. Tu hogar desprenderá el aroma de la leña quemada, disfrutarás del espectáculo del fuego y tu casa estará bien caldeada

Ahora están muy de moda las chimeneas de gas o electricidad, pero si escoges una de estas decorativas opciones, tendrías que sumar su consumo al gasto energético de tus facturas.

9. Textiles:

Utiliza alfombras, pues además de aportar un toque de confort, suelen estar confeccionadas con tejidos aislantes y es una sencilla medida que puede contribuir al ahorro de energía.

Viste tu cama con ropa de invierno: Sábanas de algodón o franela y edredones de plumas son la mejor opción para no pasar frío en las noches de invierno.

Los cojines y mantas en camas y sofás también contribuirán a mantener la calidez. Procura poner estos elementos en todos los salones y dormitorios de la casa.

10. Otras medidas básicas:

Si colocas burletes en zonas donde haya rendijas, o protectores que inhiban la entrada de frío a través de ventanas o puertas, bajas las persianas cuando ya no haya sol, mantienes las puertas cerradas, ventilas sólo un rato por la mañana, te vistes con ropa de abrigo, tomas bebidas calientes o infusiones y pones en práctica todo lo anterior, obtendrás muy buenos resultados y podrás mantener la casa caliente sin pagar un coste tan elevado.

Otros consejos para ahorrar energía en el hogar

En este artículo también tienes algunas indicaciones y recomendaciones para que tus facturas de luz no sean tan caras: Hogar: Iluminación Led, La mejor solución para bajar la factura de la luz

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener un hogar más sostenible y que su confort te resulte menos caro.

 

Cómo mantener la casa caliente - Mujer en una chimenea

 


Son consejos ofrecidos por GIL STAUFFER
5/5 - (1 voto)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *