Mudanzas Corporativas: ¿Cuáles Son Los Motivos Que Nos Obligan A Cambiar De Oficina?

,
Mudanzas Corporativas: ¿Cuáles Son Los Motivos Que Nos Obligan A Cambiar De Oficina?

 

Durante el ciclo de vida de cualquier negocio, lo normal es trasladarse una o varias veces a una nueva localización. Es cierto que este periodo supone un alto nivel de estrés y un cierto caos si la mudanza no se planifica con antelación o no se cuenta con profesionales especializados. Por tanto, es preferible tener en  cuenta las premisas que exponemos a continuación:

Las principales razones por las que llega el momento de mudarnos de oficina son:

  1. El espacio se nos queda pequeño: Si afortunadamente tu negocio ha crecido en los últimos tiempos y has incorporado personal nuevo, maquinaria adicional o más mercancía, lo normal es el que el espacio que sirvió de base en tus inicios se haya quedado pequeño.

  2. Necesidad de un cambio de zona: Puede que en un principio no pudieras costearte la localización ideal de tu negocio, donde ser más visible a tus clientes o tener una mayor proximidad a tu vivienda. Si las condiciones económicas lo permiten ¿Por qué no mudarnos a un lugar más céntrico o que nos aporte mayores posibilidades comerciales?

  3. Necesidad de ahorro: También puede darse la situación contraria y que en los tiempo de crisis toque apretarse el cinturón. Si tu espacio actual supone un gasto innecesario, trasladarse a un espacio más económico puede ser la fórmula de salvación de tu negocio.

 

Consejos y recomendaciones:

1)   Comunícaselo con antelación a tus empleados: Pueden surgir conflictos a causa del posible estrés que pueden generar los cambios. Lo ideal es  tu equipo esté preparado y se vaya haciendo a la idea de forma progresiva.

2)   Afronta la mudanza con positivismo: Transmite a los empleados que este cambio supondrá un cambio de aires, una oportunidad para renovarse y abrir nuevos horizontes. Comunícales todos los cambios positivos que puede reportarles la mudanza: Una plaza de aparcamiento, un nuevo despacho, un puesto de trabajo fijo, buenos accesos en transporte público, etc…

3)   Aprovecha para modernizarte: Es un momento perfecto para un cambio de mobiliario, de decoración, y creación de nuevos espacios.

4)   Contrata una empresa de mudanzas de prestigio: No es recomendable hacer ninguna mudanza por nuestra cuenta pero desde luego, mucho menos en el caso de una oficina, donde se ponen en riesgo muchos aspectos.

 

Contacta con GIL STAUFFER y te ofreceremos un presupuesto sin compromiso.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *