Mudanzas en verano ¿Qué hay que tener en cuenta para mudarse en verano?

, ,
Mudanzas en verano - Termómetro mostrando temperatura alta

Mudanzas en verano: Ventajas, inconvenientes y consejos para mudarse en verano

Si tienes prevista una mudanza en verano, hay una serie de cuestiones que es conveniente tener en cuenta. Toma nota de estos consejos y recomendaciones para que tu mudanza vaya sobre ruedas, pues, sea cuál sea el motivo de tu traslado, uno de los aspectos más importantes es la correcta organización.

Ventajas de mudarse en verano

  • El verano es la época del año en la que más gente se muda. La razón es muy sencilla: normalmente hay vacaciones  y muchas personas aprovechan sus permisos estivales para organizar su mudanza con todos los detalles que conlleva un traslado. En especial si hay reformas de por medio, es una época que nos permite contar con la ventaja de poder disponer de más días libres para dedicarlos a la mudanza de nuestro hogar.
  • Los colegios y escuelas cierran y los estudiantes no tienen que interrumpir sus estudios, con lo que se minimiza el posible estrés por las clases y los exámenes.
  • Al contar con días libres, se puede organizar todo con más calma y aprovechar también para conocer el nuevo barrio con ilusión y de forma más detallada, de manera que nuestro cambio de vida puede ser más placentero.
  • El buen clima y el tiempo libre nos facilitan la posibilidad de salir, por ejemplo, a elegir muebles nuevos, materiales o complementos de decoración con mayor dedicación y detenimiento.

Mudanzas en verano - Ventajas de mudarse en verano - Corazón y sol

Inconvenientes de hacer una mudanza en verano

  • Al ser temporada alta, es más difícil concertar las fechas con las empresas de mudanzas y los precios pueden ser más elevados que en otras épocas del año.
  • Las altas temperaturas del verano pueden hacer que estemos más cansados para organizar nuestras cosas, pero si echamos mano del aire acondicionado o vamos, de vez en cuando, a refrescarnos con un buen baño, todo irá como la seda. Eso sí, para los trabajadores de la empresa de mudanzas, el trabajo siempre es más duro si hace mucho calor.
  • En las fechas estivales el tráfico se incrementa considerablemente por las vacaciones y en ciertos lugares puede que esto dificulte el transporte.

Consejos para mudarse en verano

  • Ten en cuenta que el verano es la temporada más alta en servicios de mudanzas; es decir, que si no te das prisa, puedes incurrir en el incómodo overbooking, pues es cuando las empresas del sector tienen mayor actividad. Por tanto, lo mejor es que pidas un presupuesto lo antes posible. Gil Stauffer ofrece estos presupuestos de forma gratuita y sin compromiso, así que apresúrate y fija las fechas cuanto antes.
  • Infórmate de si en tu nuevo edificio está permitido subir muebles en el ascensor o si existe un montacargas. Respecto a la accesibilidad del inmueble, si hay cualquier objeción deberás advertirlo en la visita de inspección previa a la mudanza para evitar problemas posteriores.
  • Ten en cuenta también que una mudanza es un buen momento para hacer limpieza, así que selecciona cosas que no te quieras llevar (muebles, ropa, etc.) y dona, regala o lleva estos enseres al punto limpio. Abaratarás el coste del traslado, pues un factor importante para efectuar el presupuesto es el volumen de los enseres a trasladar.

Mudanzas en verano - Deshacerse de viejos objetos - Habitación anticuada

  • Si hay muebles y enseres que no deseas llevarte al domicilio de destino, pero tampoco tienes intención de deshacerte de ellos, infórmate sobre nuestro servicio de guardamuebles. Resulta una solución bastante práctica cuando te falta espacio en destino, cuando tienes que hacer obra, cuando algunos muebles no conjuntan con tu actual decoración o, simplemente, en caso de que prefieras guardarlos por alguna razón de tipo sentimental.
  • Piensa en el día de la mudanza y en el día después. Separa y ten a mano la ropa del día siguiente, una toalla, ropa de cama y todos tus enseres importantes (documentos personales, joyas, escrituras, dinero, etc.).
  • Un día antes, desenchufa los electrodomésticos y vacía la nevera.
  • Cuando los operarios empiecen a embalar, puedes pedir que empaqueten la ropa y complementos de invierno al principio y marcar el contenido de esas cajas con un rotulador. Es lo último que necesitarás a la hora del desembalaje en tu nuevo hogar.
  • Procura aparcar tu coche el día anterior frente a tu casa para que, en el momento de la mudanza, lo tengas cerca por si quisieras llevar contigo ciertos enseres. Nosotros, por nuestra parte, pediremos los permisos oportunos al Ayuntamiento para estacionar nuestros vehículos lo más cerca posible del acceso a la vivienda.
  • Medita previamente dónde querrás colocar los muebles y tus cosas en tu nuevo hogar. Así, nuestros empleados te lo dejarán montado.

Otros consejos útiles relacionados con una mudanza

Te ofrecemos a continuación otras recomendaciones que pueden ser de utilidad a la hora de realizar una mudanza:

Si quieres ver más consejos para antes, durante y después de tu mudanza, pincha aquí, y si tu mudanza es internacional, revisa estas recomendaciones.

También te puede interesar:

Por último, te deseamos que tu mudanza en verano sea un éxito y lo celebres a lo grande con tus amigos y familiares en tu recién estrenado hogar.

Mudarse en verano - Celebrando en el nuevo hogar

 


Son consejos ofrecidos por GIL STAUFFER, tu empresa de mudanzas desde 1905
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.