Skip to content

Cómo hacer tus propios muebles vintage

Menos de 1 minuto Minutos de lectura

¿Te gustaría darle un toque vintage a tu hogar pero no quieres gastar mucho dinero en muebles nuevos? ¡No te preocupes! En este tutorial te enseñaremos cómo hacer tus propios muebles vintage de manera fácil y económica.

Paso 1: Elige los materiales

Lo primero que debes hacer es elegir los materiales que utilizarás para construir tus muebles. Puedes optar por madera reciclada, palets, cajas de fruta, entre otros. Recuerda que el objetivo es darle un toque antiguo a los muebles, por lo que no te preocupes si los materiales tienen imperfecciones o marcas de uso.

Consejo:

Antes de empezar a trabajar con la madera, asegúrate de lijarla y limpiarla bien para evitar astillas y polvo.

Paso 2: Diseña tus muebles

Una vez que tengas los materiales, es momento de diseñar tus muebles. Piensa en qué tipo de mueble quieres hacer y cómo lo quieres. Puedes buscar inspiración en revistas, internet o en tiendas de muebles vintage. Asegúrate de tener las medidas correctas y dibuja un boceto de cómo quieres que quede el mueble.

Consejo:

Si no tienes mucha experiencia en diseño, puedes buscar plantillas o patrones en línea que te ayuden a guiar tu trabajo.

Paso 3: Comienza la construcción

Una vez que tengas los materiales y el diseño, es momento de comenzar la construcción. Utiliza herramientas básicas como un martillo, clavos, tornillos, sierra y pegamento para ensamblar las piezas. Si no tienes estas herramientas, puedes alquilarlas o pedirlas prestadas a amigos o familiares.

Consejo:

Si nunca has construido un mueble antes, comienza con algo sencillo y ve avanzando a medida que adquieras más experiencia.

Paso 4: Dale un toque vintage a tus muebles

Una vez que hayas construido tus muebles, es momento de darles un toque vintage. Puedes hacerlo de diferentes maneras:

  • Pintura: Elige colores neutros o pasteles y píntalos de manera irregular o con pinceladas suaves para darles un aspecto envejecido.
  • Decapado: Utiliza una lija para quitar la pintura en ciertas áreas y darle un aspecto desgastado. Este proceso puede ser más intenso en áreas donde el mueble tendría más desgaste natural, como las esquinas o las patas.
  • Estampados: Utiliza plantillas o esténciles para añadir detalles vintage a tus muebles. Puedes utilizar diferentes técnicas como el decoupage o la transferencia de imágenes para personalizar tus muebles.

Consejo:

Si quieres darle un toque más auténtico y antiguo a tus muebles, puedes utilizar técnicas de envejecimiento como la oxidación con vinagre o la aplicación de cera oscura para resaltar las imperfecciones y darles un aspecto más natural.

Paso 5: Añade detalles decorativos

Una vez que hayas terminado de darle el toque vintage a tus muebles, es momento de añadir detalles decorativos para complementar la estética. Puedes utilizar objetos antiguos como lámparas, espejos o jarrones para darle más personalidad a la habitación. También puedes jugar con las texturas y añadir cojines, mantas o alfombras para añadir un toque acogedor.

Consejo:

No te excedas con los detalles decorativos, recuerda que el objetivo es darle un toque vintage a los muebles y no sobrecargar la habitación.

Servicio de Guardamuebles

Una vez que hayas creado tus muebles vintage, es posible que necesites trasladarlos o almacenarlos temporalmente. Aquí es donde entra en juego un servicio de guardamuebles y mudanzas. Si estás cambiando de ubicación o simplemente necesitas espacio adicional, un servicio de guardamuebles puede proporcionarte una solución segura para almacenar tus muebles hasta que los necesites nuevamente.

Asegúrate de empacar tus muebles de manera adecuada para protegerlos durante el transporte o mudanza a Madrid u otra ciudad nacional. Usa materiales de embalaje como plástico de burbujas, mantas protectoras y cajas resistentes si es necesario. Un servicio de mudanzas profesional puede ayudarte con el embalaje y transporte seguro de tus muebles.

Caso práctico

1. Prepara el mueble para conseguir un aspecto decapado

Primero tienes que retirar pomos y herrajes que se encuentren en el mueble. Si el mueble ya está pintado o barnizado en mal estado, hay que retirar el acabado antiguo para poder trabajar mejor. Si los desperfectos del mueble no afectan al acabado final, podemos aprovechar la capa de pintura antigua.

Si el mueble que quieres trabajar es de madera en crudo, aconsejamos lijarlo un poco antes de pintar.

2. Elige el color de fondo que tendrá el decapado

Normalmente, se escoge un tono oscuro e intenso. Si el mueble ya es de madera oscura, no habrá que hacer nada. Si el mueble tiene un tono crudo, es preferible aplicar el tono base con una mano de pintura de ese mismo color para obtener un buen resultado.

3. Pinta el mueble del color principal

Aplica la pintura del color que quieras que tenga el mueble. Normalmente se suelen utilizar pinturas en color crema, blanco roto, gris claro u otro tono de estos colores. Pero no hay un color estipulado, todos los colores son aceptables, tú decides cuál prefieres. Una vez elegido el color, hay que aplicar dos manos de pintura.

4. Quita la pintura para dar un aspecto decapado y desgastado al mueble

Antes de nada, comprobaremos que la pintura esté seca. Una vez veamos que es así, quitaremos la pintura para que el mueble tenga ese acabado decapado. Os aconsejamos lijar en aquellos lugares donde es más usual el desgaste de una pieza de mobiliario, como los bordes, las esquinas, perfiles de las patas, etc.

Para evitar rayar el mueble, es aconsejable utilizar una lija de grano medio. Comprueba, poco a poco, que el aspecto que vaya adquiriendo el mueble sea natural.

5. Aplica un acabado de pintura decorativa

Protege el mueble con una capa de cera teñida con betún de algún color que le dé ese aspecto envejecido.

6. Coloca pomos, tiradores y herrajes

Una vez finalizado, si hemos tenido que desmontar los pomos, tiradores o herrajes, es el momento de colocarlos. Puedes aprovechar para poner otros nuevos que acentúen más el aspecto vintage que le quieras dar al mueble.

¡Estamos impacientes de ver vuestras creaciones, seguro que serán toda una obra de arte!


Conclusión

Como puedes ver, hacer tus propios muebles vintage es una excelente manera de ahorrar dinero y darle un toque personal a tu hogar. No necesitas ser un experto en carpintería o diseño para crear tus propios muebles, solo necesitas un poco de creatividad y paciencia.

Recuerda que el secreto para darle un aspecto auténtico y envejecido a tus muebles es en los detalles. Utiliza técnicas de pintura, decapado y estampados para personalizar tus muebles y añade detalles decorativos para complementar la estética.

Con estos pasos podrás crear tus propios muebles vintage y darle a tu hogar un toque único y acogedor. ¡Manos a la obra!

gil-stauffer-logo-forms

Empresa de mudanzas fundada en 1905. Actualmente la mayor agencia de mudanzas de España, con delegaciones y almacenes en todo el territorio nacional.

es_ESEspañol
.footer { z-index: 50;